La ventana en obra

CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN

El Código Técnico de la Edificación (CTE) es el marco normativo que establece las exigencias que han de cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la Ley 38/1999 de 5 de noviembre, de Ordenación de Ordenación de la Edificación (LOE).

Hasta la aprobación del CTE en 2006, la regulación de la edificación había sido de carácter prescriptivo, es decir, establecía los procedimientos aceptados o las guías técnicas que debían seguirse a la hora de construir un edificio. Este tipo de códigos suponen en la práctica una barrera técnica que obstaculiza la aplicación de innovaciones tecnológicas al proceso de edificación.

Las Exigencias Básicas de calidad que deben cumplir los edificios se refieren a materias de seguridad: seguridad estructural, seguridad contra incendios, seguridad de utilización; y habitabilidad: salubridad, protección frente al ruido y ahorro de energía. Éstas se estipulan mediante Documentos Básicos:

Documento Básico SE. Seguridad estructural – Bases de cálculo
Documento Básico SE-AE. Seguridad Estructural – Acciones en la edificación
Documento Básico SE-C. Seguridad estructural – Cimientos
Documento Básico SE-A. Seguridad estructural – Acero
Documento Básico SE-F. Seguridad estructural – Fábrica
Documento Básico SE-M. Seguridad estructural – Madera
Documento Básico SI. Seguridad en caso de incendio
Documento Básico SUA. Seguridad de utilización y accesibilidad
Documento Básico HS. Salubridad
Documento Básico HE. Ahorro de energía
Documento Básico DB-HR Protección frente al ruido
Pormenorizando en la ventana de madera, podemos destacar lo siguiente:

Documento Básico HS. Salubridad

El nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE), en su Documento Básico HS Salubridad, establece reglas y procedimientos para cumplir con exigencias básicas de higiene, salud y protección del medio ambiente. Concretamente en el apartado HS 3, establece unos requisitos mínimos de ventilación que deben tener las viviendas para garantizar la calidad del aire interior.

Las instalaciones de ventilación deben asegurar la entrada de aire limpio de manera eficiente, sin provocar corrientes molestas pero con un flujo mínimo regular y controlable para reducir al máximo las pérdidas térmicas, garantizando un aislamiento acústico al ruido exterior adecuado.

Estos requisitos de ventilación se indican a modos de caudales mínimos de admisión y de extracción. Los caudales de extracción y de admisión han de tener una diferencia menor a 5 l/s, entre ellos para evitar diferencias de presión excesivas en el interior de las viviendas. los valores se incluyen en el seno del Documento Básico.

Con carpinterías de clase 4 ó clase 3 como las ventanas de madera se precisann sistemas de aireación como entradas de admisión, estos aireadores pueden estar integrados en las ventanas o ser sistemas independientes en los muros, situados siempre a más de 180 cm. sobre el suelo. Estos aireadores deben garantizar un mínimo de entrada de aire, no producir corrientes molestas, estar dotados de filtros que se puedan limpiar y tener un elevado aislamiento acústico.Se establece que la circulación de aire debe ser de locales secos (dormitorios, salón, etc.,) donde deben estar las aberturas de admisión hacia locales húmedos (baños, cocinas) donde debe estar el sistema de extracción mecánica o híbrida. Para garantizar un correcto funcionamiento de la ventilación el caudal de extracción debe ser un 10% mayor que el de admisión (aproximadamente 5 l/s superior), produciendo así ventilación por depresión evitando problemas como humedades en la estructura, mezcla de olores entre viviendas etc.

Para facilitar la colocación de estos aireadores se disponen de varios sistemas:

  • Microventilación: sistema que debe operar el usuario final, obliga a colocar la manilla de la ventana en posición ventilación.
  • Aireadores: se suelen colocar en el cabecero de la ventana o en el cajón de persiana, no necesitan ninguna operación por parte del usuario final.

La solución de la microventilación puede presentar los siguientes problemas:

  1. No dar el caudal necesario porque las medidas de la ventana no lo permiten.
  2. Convertir la ventana en clase 0. Clase no permitida por el CTE, por exceso de medidas.
  3. Problemas de protección frente al ruido (DB-HR). Al convertirse la ventana en clase 1, se permite la entrada de aire y por lo tanto de ruido.
  4. Que el usuario no coloque la ventana en posición ventilación y al ser la extracción forzada entre aire de zonas no salubres como cámaras o patinillos de instalaciones.
  5. Afecta a la transmitancia térmica de la ventana.

La solución de los aireadores elimina todos estos problemas por las siguientes razones:

  • Están calculados para que den los litros necesarios.
  • No convierten las ventanas en clase 0, ya que no forman parte de la misma.
  • Tienen en su interior fibras que permiten la absorción del ruido.
  • No necesitan que el usuario final tenga que manipularlos, siempre están abiertos o se autoregulan ellos mismos sin necesidad de ninguna actuación por parte del usuario final.
  • No afectan a la transmitancia térmica del hueco, por no formar parte de él y tener las medidas que permiten obviarlo para el cálculo de la transmitancia térmica según recoge el CTE.

En los siguientes enlaces se pueden descargar los documentos básicos de Ahorro de energía y protección frente al ruido:

Documento Básico HE. Ahorro de Energía
Documento Básico HR. Protección frente al ruido

MARCADO CE

La legislación actual más relevante a nivel europeo en el sector de las ventanas es la obligatoriedad del MARCADO CE. Establecido por la Comisión Europea mediante sus comunicaciones 2006/C 304/01 (DOUE 13.12.2006) y 2008/C 321/01 (DOUE 16.12.2008) y adoptado en España mediante la norma armonizada UNE-EN 14351-1/2006 y su ANEXO ZA, aplicada a ventanas y puertas peatonales exteriores.

El objetivo del MARCADO CE es declarar la conformidad del producto con todos los requisitos comunitarios impuestos al fabricante por las Directivas Europeas. Por ello, el MARCADO CE garantiza la libre circulación de la ventana de madera en la Unión Europea mediante la armonización de las legislaciones nacionales relativas a los requisitos esenciales de los productos en materia de salud, seguridad y bienestar.

Resulta, por tanto, un “pasaporte” aplicado a la ventana de madera, indicando la conformidad con la parte armonizada de la Norma Europea UNE-EN 14351-1/2006, anteriormente mencionada. Significa, pues, la libre comercialización de los productos en toda la UE, comprobada previamente el cumplimiento de los requisitos mediante ensayos que determinan sus características y capacidades

Para ventanas se han definir los siguientes parámetros:

  • Resistencia a la carga de viento, según la norma UNE-EN 12211:2000
  • Estanqueidad al agua, según la norma UNE-EN 1027:2000
  • Coeficiente de aislamiento acústico, según las normas UNE-EN ISO 140-3:1995 UNE EN 14351-1:2006, ANEXO B
  • Coeficiente de transmitancia térmica, según las normas UNE EN ISO 12567-1:2002, UNE-EN ISO 12567-2:2005, UNE EN ISO 10077-1:2001, UNE EN ISO 10077-2:2003
  • Capacidad para soportar cargas de los dispositivos de seguridad según la norma UNE-EN 14609:2004
  • Permeabilidad al aire, según la norma UNE EN 1026:2000

Por tanto, el MARCADO CE obliga a atender las demandas y exigencias propias del lugar de instalación, así como su marco normativo. En cada país existe un regulador que fija las exigencias mínimas que han de poseer las ventanas, en función de su localización (parámetros abióticos). En el caso de España, es el Código Técnico de Edificación, CTE, que caracteriza la ventana con seis parámetros obligatorios anteriormente expuestos (otros seis opcionales).

Todas las ventanas que se han de instalar han de cumplir lo estipulado por el CTE, y por extensión ser acordes con el MARCADO CE. Para ello, y de modo que conste el suministrador de las ventanas debe entregar al constructor los documentos de identificación siguientes:

  • Documentos de origen, hoja de suministro y etiquetado (albarán)
  • Documentación referente al marcado CE de ventanas:
  1. Etiquetado y marcado CE de las ventanas
  2. Marcado CE de las ventanas (prestaciones)
  3. Manual de uso y mantenimiento
  4. Certificado de Garantía
  • Documentación sobre marcas voluntarias de calidad (opcional)

Para obtener más información sobre el marcado CE en ventanas pueden descargar los siguientes archivos:

Puesta en práctica del MARCADO CE en ventanas
Comprobación MARCADO CE en productos de construcción