La asociación

Los miembros de ASOMA somos tanto fabricantes industriales de ventanas de madera, como fabricantes y proveedores de elementos constructivos y servicios que nos integramos en el ciclo de fabricación.

Nuestro objetivo es fomentar la ventana de madera como un elemento de alta calidad y que cumple perfectamente los requisitos del Código Técnico de la Edificación.

Además ofrecemos los siguientes servicios a nuestros asociados:

OBJETIVOS

El objetivo principal de ASOMA es unir a los fabricantes nacionales de ventanas de madera y mixta, así como sus proveedores de material y servicios para su construcción, con el afán de recuperar cuota de mercado frente a los competidores de aluminio y PVC. Para ello, y como iniciativa de los propios fabricantes, se crea esta asociación, en un momento que el mercado lo requiere, ya que se atisban signos de margen de actuación. Dicho margen viene dado por los cada vez más exigentes requisitos impuestos por la Codificación Técnica que hace de la ventana de madera se sitúe en en una situación privilegiada frente a sus competidores, pudiendo, con menores esfuerzos alcanzar estos requisitos e incluso sobrepasarlos.

MEDIOAMBIENTE

Unos de los valores principales de ASOMA, y por extensión de sus socios, es el compromiso por el medioambiente. La madera utilizada en la fabricación de la ventana de madera es de procedencia legal, justa y contrastada por certificación de Cadena de Custodia, aparte de por otros sellos de carácter más local, que aúnan calidad con seguridad en la procedencia. Se asegura así la legalidad, calidad y responsabilidad de la madera utilizada, así como una gestión forestal de dichos montes acorde con los compromisos medioambientales adquiridos por la asociación y sus socios.

En consonancia con la tendencia ambientalista de la sociedad, y de los propios gobiernos, la ventana de madera supone el único producto del elenco de los cerramientos exteriores cuyo ciclo de vida, que comienza desde el monte del que se obtiene la madera, hasta su colocación en fachadas, incluso, su mantenimiento a lo largo de su existencia, cierra el ciclo de CO2. Esto quiere decir que todas las emisiones de gases de efecto invernadero, monóxido de carbono, CO y dióxido de carbono, CO2, principalmente, durante el transformado de la madera, transporte a factoría, fabricación de la ventana, transporte a fábrica, montaje y mantenimiento se compensa con el CO2 fijado por parte de los ejemplares arbóreos de los bosques de los que se obtiene la madera para tales fines.