¿Qué es una junta de estanqueidad? Elemento muy importante en las ventanas

¿Qué es una junta de estanqueidad? Elemento muy importante en las ventanas

La junta de estanqueidad es un elemento muy importante en las ventanas, tiene una función esencial que garantiza el buen aislamiento.

Una ventana de madera se compone de diversos elementos, sus dos partes principales que le dotan de su estructura y definición como ventana son; un cerco (colocado sobre el muro directamente o sobre un precerco) y las hojas móviles.

Esas partes; cerco y hojas, determinan su estructura, pero además la ventana se compone de elementos que mejoran sus propiedades y han ido haciendo que su aislamiento y función mejore. Los elementos más importantes en las ventanas son; precerco, bastidor, cerco, montante, travesaño, peana, vierteaguas, herrajes, batiente, durmiente, peinazo, junquillo y junta de estanqueidad.

Los elementos anteriormente nombrados ayudan a mejorar las propiedades de las ventanas, estas propiedades que determinan a su vez la calidad de la ventana son; permeabilidad al aire, estanqueidad al agua, resistencia al viento, aislamiento térmico, aislamiento acústico, comportamiento frente a los agentes biológicos y resistencia al fuego.

Uno de los elementos más importantes en las ventanas y que a menudo pasa desapercibido es la junta de estanqueidad. La junta de estanqueidad juega un papel esencial para determinar la calidad de la ventana en relación a mejorar las propiedades enumeradas en el párrafo anterior.

La junta de estanqueidad o burlete se coloca en los perfiles de la ventana entre las partes fijas y practicables. Los burletes están hechos de materiales elastómeros como el neopreno o etileno propileno, que son materiales estables a la luz y resistentes a la intemperie.

Los tipos de juntas de estanqueidad que podemos encontrar en el mercado son; juntas de caucho, juntas metálicas, cepillos, bandas autoadhesivas y juntas sintéticas. Las formas más habituales de las juntas de estanqueidad son tubulares, paralelepípedas y de cepillo.

El objetivo de las juntas de estanqueidad es asegurar un contacto permanente y flexible entre el perfil y hoja capaz de absorber las variaciones dimensionales de los perfiles. El resultado de la colocación de la junta de estanqueidad es la reducción de la cantidad de aire que se filtra y el aumento de la estanqueidad al agua haciendo la ventana más eficiente. La forma de trabajo de las juntas de estanqueidad puede ser a compresión si son cerradas y tubulares o a flexión cuando la junta tiene forma abierta o de lengüeta.

Las juntas de estanqueidad se pueden colocar de diferentes maneras, a elección del fabricante; en la hoja o en el cerco y se fijan de manera que no se dañe el perfil mediante adhesivos, clavo o inserciones mediante ranuras. La elección en cuanto a la colocación de la junta, el modelo y tipo puede mejorar en gran medida las prestaciones de la ventana.

¿Podrías identificar en estos perfiles la junta de estanqueidad?

Si estás pensando instalar ventanas de madera o mixtas madera-aluminio y tienes cualquier duda contáctanos, en la Asociación Española de Fabricantes de Ventanas de madera agrupamos los mejores fabricantes del sector.

Si te ha gustado comparte 🙂Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

asoma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *